Robots programables, ¿quién dijo que la programación es aburrida?

La mayoría de los buenos programadores programan no porque esperan que les paguen o que el público los adule, sino porque programar es divertido

– Linus Torvalds (creador del sistema operativo Linux)

Es un hecho. Continuamente vemos en las noticias cómo las empresas demandan perfiles relacionados con las denominadas materias STEM (Science, Tecnhnology, Engineering and Maths). 

En este contexto, tanto la robótica como la programación son dos de las profesiones con menores tasas de paro y con mayor demanda en la actualidad. Y muy probablemente lo sigan siendo en el futuro.

Por eso, es posible que te estés planteando dar la oportunidad a tus hijos de que conozcan este mundo y de que puedan decidir por sí mismos si quieren formar parte de él.

¿Y qué mejor forma de introducirse en algo nuevo que jugando?

Un robot programable es, hoy en día, uno de los mejores regalos que puedes hacer a tus pequeños. Les van a permitir conocer de primera mano los conceptos básicos de la programación y de la robótica a través del juego y no como aburridas asignaturas del colegio.

Se van a divertir primero con ellos y, más adelante, es probable que esta diversión se transforme en una afición que les abra muchas puertas.

Por eso, este tipo de robots educativos no son sólo un juguete, son toda una inversión de futuro.

Los 10 mejores robots programables para niños

En la siguiente tabla comparativa recopilamos los que, en nuestra opinión, son los mejores robots programables que puedes encontrar actualmente.

Foto Nombre del producto Edad recomendada Enlace de compra
Cubetto, el robot programable fiel a la filosofía Montessori Cubetto
A partir de 3 años
DOC, el robot programable de Clementoni para niños Clementoni - Doc Robot
De 4 a 7 años
Pack de ratón robotico, Learning Resources Code and Go Robot Mouse Ratón Robot Code & Go
De 4 a 9 años
Botley, el robot programable que no necesita pantallas Botley
A partir de 5 años
Blue-Bot, el robot educativo transparente con conexion Bluetooth de TTS Blue-Bot
A partir de 6 años
Dash, el robot programable con ruedas de Wonder Workshop Dash
A partir de 6 años
Zowi, el robot de Clan desarrollado por Bq con placa Arduino Zowi
A partir de 8 años
sphero SPRK, la bola robótica de Sphero que se puede programar Sphero SPRK+
A partir de 8 años
Sphero R2-D2 Sphero R2-D2
A partir de 8 años
Cue, el robot programable de Wonder Workshop Cue
A partir de 11 años

Para facilitar la identificación de la franja de edad recomendada, se pueden agrupar en 3 grupos: robots programables para niños de 3 a 6 años, de 6 a 10 años y más de 10 años.

A continuación te comentamos más detalles sobre cada uno de estos robots.

Robot CUBETTO

Cubetto es tu robot ideal si quieres introducir a tus hijos en la programación siendo fiel a la filosofía Montessori.

Construido con madera natural de gran calidad, Cubetto te enseña a programar sin necesidad de pantallas, gracias a su intuitivo tablero para colocar las fichas que hacen moverse al robot en las diferentes direcciones.

Además, permite crear funciones, que extenderán aún  más las posibilidades de aprendizaje de tus pequeños.

Incluye un tapete de tela y una guía de juegos para que tus hijos vivan grandes aventuras junto a este simpático robot.

Si quieres saber más sobre Cubetto, puedes leer el análisis que hemos realizado sobre él.

Clementoni – Doc Robot

Ayuda a DOC a alcanzar sus objetivos utilizando los botones de su cabeza para programar sus movimientos.

DOC, el robot programable de Clementoni, reconoce su posición en el tablero y habla con el niño para indicarle lo que tiene que programar o para decirle si lo ha hecho bien o se ha equivocado.

DOC tiene tres modalidades de juego:

  • Free: programa libremente a DOC
  • Edu: a través de su tablero educativo, DOC nos dirá a qué animal o letra quiere dirigirse.
  • Game: usaremos las cartas y el tablero de juegos para explorar la ciudad. DOC deberá recoger ciertos objetos por el camino y alcanzar una casilla concreta.

¿Quieres echar una mano a DOC para conseguir lo que necesita?

Ratón Robot Code & Go

Este robot programable con forma de ratón se convertirá enseguida en la mascota favorita de tus hijos.

El ratón Colby viene acompañado de un completo pack de accesorios que nos permitirá crear todo tipo de escenarios, que posteriormente recorrerá gracias a los movimientos que programemos mediante los botones de su espalda.

También incluye tarjetas de actividad que plantearán mapas y retos que nuestro pequeño amigo deberá superar para llegar a su ansiada cuña de queso.

Si quieres conocer mejor a este simpático ratoncito, puedes echar un vistazo al artículo donde revisamos las características de Robot Mouse.

Botley

Botley es el robot perfecto para enseñar a programar sin necesidad de pantallas.

Aunque otros robots como Cubetto o DOC ya hacen esto, lo relevante de Botley es que no se limita a movimientos de avance, retroceso o giro, sino que introduce a los niños en secuencias de programación más complejas, como bucles o condicionales.

Botley trae en su caja todo un completo set de accesorios, desde tarjetas de codificación a pegatinas para personalizarlo, pasando por cubos, pelotas, banderas y hasta una portería para construir los circuitos que deberá recorrer.

Además, incluye una completa guía de usuario, con 10 retos de codificación para desarrollar con una dificultad creciente.

Por si tiene dudas, te dejamos a continuación un enlace al análisis que hicimos sobre este robot. Seguro que no te defrauda.

TTS – Robot Blue-BOT

Blue Bot es el hermanito mayor de Bee Bot, ese colorido robot programable con forma de abeja con el que es posible que tus hijos hayan jugado ya en la escuela.

Si quieres un Bee Bot, puedes conseguirlo  a través del siguiente enlace:

Sin embargo, si puedes, nosotros te recomendamos hacerte en su lugar con Blue Bot.

Incluye sus mismas funciones de programación e interacción a través de sus botones de la parte superior.

La ventaja es que, gracias a su conexión Bluetooth, puede controlarse desde un dispositivo móvil o un PC, por lo que niños de edades más avanzadas disfrutarán también jugando con él.

Además, todos los accesorios disponibles en Internet para Bee Boot, ya sea de forma gratuita o mediante compra, son totalmente compatibles con este Blue Bot.

Si quieres saber más cosas sobre estos robots, así como las diferencias que existen entre ellos, puedes leer el siguiente análisis comparativo de Bee Bot y Blue Bot.

Dash

Dash es un robot de formas redonditas que no para de moverse.

Dash se maneja a través de tu móvil o tablet y cuenta con 5 aplicaciones diferentes para ello.

Estas aplicaciones te permiten también programar a Dash. Puedes optar por un modo  de juego donde vas conectando círculos entre sí, que representan acciones, o utilizar un entorno de bloques más tradicional tipo Scratch.

Dash tiene un compañero de batallas que se llama Dot y que juntos forman una pareja súper divertida. Se complementan e interactúan entre ellos al detectarse.

Puedes comprar a Dot de forma separada o en un pack junto a Dash, a través de los siguientes enlaces:

Si quieres conocer más cosas sobre estos graciosos robots, te invitamos a leer nuestro análisis sobre Dash y Dot.

BQ – Zowi, El robot de Clan

¡Baila Zowi!¡Baila!

Lo primero que llama la atención de este robot es que es muy gracioso y divertido, no sólo por su apariencia, que podemos personalizar con pegatinas y accesorios, sino por sus movimientos. Y es que Zowi es un auténtico bailarín.

Pero Zowi también es mucho más. En su interior esconde una placa basada en Arduino con un buen número de sensores y actuadores conectados a ella, que tus hijos podrán descubrir y conocer.

Viene con una completa aplicación para dispositivos móviles que nos permitirá controlar y programar al robot a través de diferentes secciones y juegos. Lo malo es que sólo hay versión para Android. No hay app para iOS.

Zowi ha sido desarrollado por la empresa española BQ, por lo que el robot se puede también programar mediante la aplicación web para el lenguaje de bloques Bitbloq.

Si quieres conocer mejor a este simpático robot, puedes echar un vistazo al siguiente análisis de Zowi.

Sphero – SPRK+

Sphero SPRK+ es “simplemente” una bola.

Un robot sin nariz, ni ojos, ni brazos, ni ruedas. Nada. Algo tan simple como una bola.

Pero una bola muy completa, didáctica y tremendamente adictiva.

Puedes controlar este esférico robot para hacerlo rodar, girar, variar su velocidad o iluminar su interior de diferentes colores.

Y lo mejor de todo es que es que todas estas acciones son programables desde la aplicación Sphero Edu, donde se pueden elegir tres modos de programación, en función de la edad y experiencia del niño: dibujar una línea para que el robot la siga, programar mediante bloques o con texto Javascript.

Además, Sphero SPRK+ es compatible con Swift Playgrounds de Apple, lo que permite también adentrarnos en el mundo de la programación con Swift.

La caja, aparte del robot, contiene una base de carga, un cable USB, la guía de inicio rápido, una cinta de laberinto, un transportador de 360 grados y una hoja con adhesivos.

¿Te atreves a echarlo a rodar?

Sphero R2-D2

Creo que R2-D2 no necesita ninguna presentación. Este droide es casi con toda seguridad el favorito de la mayoría de los fans de la saga Star Wars desde su primera película.

Ahora puedes hacerte con una réplica exacta en miniatura de este robot gracias a la compañía Sphero, que han conseguido crear un artículo en el que se han cuidado todos los detalles.

R2-D2 se controla a través de una app disponible de forma gratuita para Android e iOS, que incorpora los movimientos y sonidos más carismáticos de este entrañable robot.

Además, como producto de la compañía Sphero es completamente programable mediante su aplicación gratuita Sphero Edu.

A pesar de que se trata de un robot orientado a niños de más de 8 años, estoy seguro de que hará las delicias de todo fan de la Guerra de las Galaxias, especialmente de los más veteranos y nostálgicos.

Además de R2-D2, Sphero ha lanzado otros 3 robots más de la saga: BB-8, BB-9E y R2-Q5. Puedes echar un vistazo al artículo donde analizamos todos los droides de Star Wars para decidir cuál es tu favorito.

Robot Cue

Cue es un chistoso. Un robot que no para de hablar y hacer bromas. Eso sí, en inglés.

Se trata de la versión evolucionada de Dash. Cuenta con una tecnología más sofisticada que le permite moverse, hablar, detectar objetos, gesticular o interactuar cuando ve a los otros robots.

Cue se maneja con su propia app, donde deberás seleccionar uno de los 4 avatares disponibles y que modificarán el tono de voz, expresiones y comportamientos del robot.

Desde la app puedes controlar libremente a Cue, programarlo de forma gráfica o mediante un lenguaje de bloques tipo Scratch y hasta chatear con él.

Te invitamos a leer el siguiente análisis sobre Cue y sus compañeros Dot y Dash.


Qué son los robots programables

¿Crees que la programación es algo demasiado complejo? ¿Una actividad propia de frikis?

Nada más lejos de la realidad. Realmente, programar consiste en dar a una máquina las instrucciones que debe ejecutar. Eso es todo.

Claro está que, después, se puede complicar hasta el punto que quieras, con innumerables lenguajes y entornos, librerías, sistemas operativos, etc.

Pero en su concepto más básico, la programación es una actividad que se puede ir aprendiendo desde edades tempranas, ya que lo más importante no es conocer este lenguaje o aquél, sino preparar tu mente para que razone de forma lógica y estructurada.

Prácticamente cualquier actividad que realizamos en nuestra vida responde a una secuencia de acciones o comportamientos que se podrían convertir en un algoritmo. En cierto, modo podría decirse que nosotros mismos estamos autoprogramados. 

Te daré un ejemplo. Cada mañana, me encuentro repitiendo lo siguiente:

  • Salgo de casa
  • Camino hasta que queden 50 m para la parada del autobús
  • Giro la cabeza y veo que llega el bus
  • Corro hasta la parada
  • Tomo aire
  • Subo al bus
  • Paso el bono de autobús por la máquina
  • Si hay asientos libres
    • Me siento
    • Echo una cabezadita
  • Si no hay asientos libres
    • Doy un bufido
    • Me quedo de pie
  • Espero hasta que llegue mi parada
  • Bajo del autobús

Y así un día tras otro.

En el caso de los robots, diríamos que son programables si les podemos configurar una serie de instrucciones para que las ejecuten. Desde ir de un punto a otro, hasta encender sus luces, emitir sonidos e incluso bailar.

Los robots infantiles programables son altamente educativos, ya que ofrecen la posibilidad de aprender a través de  una interacción con el mundo real. Los niños programan y ven inmediatamente el resultado. Se trata de una experiencia práctica y sensorial, mucho mejor que ver las consecuencias de las acciones programadas únicamente sobre una pantalla.

Dentro de los robots programables se encuentran también los kits de robótica. Sin embargo, hemos preferido comentarlos en una categoría aparte ya que introducen una mayor complejidad, aportan un abanico más amplio de conocimientos y suelen estar orientados a niños de 12 años, 13 años y más mayores. Incluso pueden ser una fuente de diversión para adultos.

Cómo funciona un robot programable: los principales tipos de programación orientada a niños

Como hemos visto,  tenemos robots orientados para diferentes edades, desde los 3 años en adelante.

Como es lógico, la forma de programar es distinta en cada uno de ellos.

A continuación, te comento las principales maneras de programación que hemos visto en este tipo de robots, para que puedas valorar cuál se adapta mejor a las necesidades educativas de tus hijos.

Programación basada en botones

Es la forma más básica de programar un robot. Consiste en pulsar una secuencia de botones que tiene el robot para crear una secuencia de movimientos que éste ejecutará al darle al play.

Aunque este mecanismo realmente no es un lenguaje como tal, sí que está basado en uno. Se llamaba LOGO, surgió en los años 60 y era conocido porque permitía mover un cursor con forma de tortuga por la pantalla a partir de sencillas órdenes como avanzar, retroceder, girarizquierda o girarderecha.

En general, los robots para niños de 3 a 6 años se basan en esta forma de programación.

Programación basada en bloques

La programación por bloque es, hoy en día, la forma más extendida para enseñar a programar a los niños.

Su funcionamiento es el siguiente. En pantalla se presentan un conjunto de bloques gráficos, cada uno de los cuales tiene codificado un código concreto en su interior. El niño deberá ir arrastrando los bloques, conectándolos entre sí  y configurando algunos parámetros que se le ofrecen para formar el programa.

Se trata de una dinámica muy sencilla, aunque se pueden construir programas realmente complejos.

Dentro de la programación por bloques han surgido diferentes lenguajes y entornos. Te comentamos los principales que vas a encontrar si adquieres alguno de los robots comentados anteriormente.

 Scratch

Scratch es quizá el lenguaje de programación basado en bloques más conocido y extendido. Ha sido desarrollado por el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) y está orientado a crear historias interactivas o videojuegos para su mascota protagonista, un sonriente gato, que llevará a cabo en pantalla las acciones que configuremos.

Pero no te preocupes si no te gustan los gatos o si te cansas de este simpático amiguito. Puedes cambiarlo por otro avatar o conectar la aplicación con tu robot (existen módulos de conexión a LEGO o a placas arduino) para que replique los movimientos en el mundo real.

La aplicación de Scrath es online, por lo que se puede ejecutar desde cualquier navegador. No obstante, si eres de los que prefieres utilizar una tablet, tienes versiones disponibles para iOS y para Android, aunque con posibilidades un poco más restringidas que las anteriores.

Lenguaje de bloques de LEGO

Lego es una de las principales compañías que ha apostado por los robots como juguetes educativos. Dispone de varios modelos orientados a diferentes edades. No obstante, sus productos se enmarcan dentro de lo que hemos llamado kits de robótica, por lo que los trataremos en la categoría correspondiente.

Lo que sí comentaremos es que Lego tiene su propio lenguaje de bloques, específico para cada uno de sus kits. No obstante, los productos de Lego son también compatibles con otros entornos (por ejemplo, Scratch).

Bitbloq

La española BQ es otra de las empresas que tiene una gama de productos centrados en la robótica educativa.

Ha desarrollado su propio entorno y lenguaje de programación por bloques. Es muy parecido a Scratch y puede conectarse con algunos robots y placas arduino.

Swift playgrounds

Swift es un lenguaje de programación diseñado por Apple para que los desarrolladores creen sus aplicaciones para  iOS o para Mac.

Además, la compañía de la manzanita ha lanzado una aplicación para iPad, llamada Swift Playgrounds, que tiene como objetivo enseñar a los más pequeños a programar en su lenguaje Swift.

Buena parte de los robots programables son compatibles también con esta app, que expande así sus posibilidades formativas.

Programación Arduino

Arduino es una plataforma de código abierto que combina tanto hardware como software.

Desde el punto de vista de la programación, Arduino tiene un editor web que permite escribir el código de los programas y luego transferirlo a la placa.

No obstante, al tratarse de un entorno de programación mediante texto, creemos que no es el más idóneo para introducir a los niños en la programación.  Por ello, a pesar de que algunos de los robots programables existentes en el mercado integran una placa basada en este sistema, suelen recurrir siempre a entornos gráficos de bloques para configurar sus funciones.

Así, la programación directa de arduino sería recomendable para niños mayores de 12 años, que muestren inquietud por la programación y la robótica y a los que se les quede corta la programación por bloques.

Las 10 razones por las que debes plantearte comprar un robot programable

  • Los niños pueden jugar desde un primer momento, sin necesidad de montaje.
  • Se divierten y aprenden a la vez.
  • Ven plasmados los resultados de sus programas en el mundo real.
  • Fomenta su creatividad, al buscar nuevos retos y diferentes modos de solucionar un mismo problema.
  • Aprenden a pensar de forma lógica y estructurada.
  • Aumenta su confianza, su autoestima y la capacidad de superarse continuamente.
  • Fomenta el trabajo en equipo.
  • Les prepara para dos de las profesiones más demandadas actualmente y previsiblemente en el futuro: la robótica y la programación.
  • Pueden aprender otras materias gracias a accesorios o tableros temáticos complementarios.
  • No lo niegues: tú también estás deseando jugar con ellos.

Dónde puedes comprar tu robot programable más barato

Si finalmente te decides a adquirir uno de estos robots, ten en cuenta que muchos de ellos no es fácil encontrarlos en grandes superficies como El Corte Inglés, MediaMarkt, Fnac o jugueterías como Toys «R» Us o Imaginarium.

El motivo es que algunos de estos robots están orientados al mundo educativo y, por ello, sólo se venden en ciertas tiendas especializadas.

Donde sí los podrás encontrar es en Amazon, a través de los enlaces que he dejado a lo largo del artículo. Según nuestra experiencia, suelen tener siempre alguna promoción y ofrecer los mejores precios, además de una excelente garantía post-compra.

Para mantener esta web uso cookies que se instalan en tu dispositivo, propias (necesarias para la web) y de terceros (analíticas y publicitarias) para realizar estadísticas de uso y personalizar los anuncios que se muestran en los vídeos.
Puedes cancelar o ajustar las cookies según quieras; o aceptarlas haciendo clic en «Aceptar Cookies» y seguir navegando.
Te aconsejo leer la Política de Cookies