Cubetto, cuando el método Montessori y la robótica se dan la mano

¿Conoces el método Montessori?

Si tienes hijos, seguramente hayas oído hablar de este método educativo que parece estar de moda últimamente, a pesar de haberse inventado hace más o menos un siglo. Y lo cierto es que no es para menos, ya que propone una forma de enseñanza que favorece el auto-aprendizaje y potencia el desarrollo de la inteligencia, de modo que son los niños quienes descubren y exploran gracias a su relación con lo que les rodea.

Si quieres educar a tus hijos bajo esta filosofía y además consideras importante que aprendan cuanto antes nociones de programación, una de las materias con más aplicación en el siglo XXI, te interesa conocer a Cubetto: un robot que une simplicidad con tecnología y que hará que tanto tú como tus hijos os enamoréis de él nada más sacarlo de su caja.

Puedes ver aquí abajo un cuadro con sus principales características, pero te invito a que sigas leyendo el resto del artículo si quieres saber más cosas sobre este simpático robot.

Cubetto
Cubetto, el robot programable fiel a la filosofía Montessori
Edad recomendada
De 3 a 6 años
Tamaño del kit
27 cm (ancho) x 26 cm (alto) x 15 cm (fondo)
Peso
1,5 kg
Alimentación
6 pilas AA
Ventajas
  • Programación sin pantallas
  • Sencillo e intuitivo
  • Aprobado por el método Montessori
  • Permite programar funciones
  • Muchas posibilidades y ampliaciones de juego
Inconvenientes
  • Precio algo elevado
  • Los movimientos son algo lentos
  • Sólo incluye 1 mapa y 1 libro de aventuras
Enlace compra

Cubetto, el robot de madera de eterna sonrisa

Cubetto es un robot educativo realmente simple en apariencia. Tiene forma de cubo de madera con unas ruedecitas para desplazarse. Y poco más. Ni brazos articulados, ni luces, ni LEDs centelleantes, ni altavoces. Nada. Únicamente una carita pintada que rebosa felicidad.

Pero es precisamente esta sencillez lo que hace a Cubetto especial, lo que provoca que los niños se sientan atraídos por este robot en cuanto lo ven y lo que les permite empezar a jugar con él de forma casi inmediata, con muy pocas explicaciones.

Cubetto ha sido creado por la empresa PrimoToys, fruto de una campaña en Kickstarter donde en muy poco tiempo superó con creces su meta inicial de 100.000 dólares. Ha recibido varios premios y, como ya hemos comentado, ha obtenido su aprobación como material didáctico para el método Montessori.

Llama la atención la alta calidad de sus materiales, tanto la madera que recubre el robot y el tablero de control, resistente y suave al tacto, como las piezas de acción, elaboradas con plástico de gran calidad, o el tapete de tela por el que el robot se desliza sin ningún problema.

El empaquetado también es excepcional. Al abrir la caja vemos todas las piezas perfectamente colocadas y protegidas para que no sufran daños en el transporte.

En conjunto, da la sensación de ser un producto muy cuidado y muy duradero.

¿Cómo funciona Cubetto?

Cubetto tiene la gran virtud de enseñar a los niños a programar sin necesidad de dispositivos móviles ni pantallas que sobreestimulen su atención, tal y como ya hacen otros robots como Bee-Bot, Mouse o Botley.

Antes de nada, necesitarás 6 pilas AA (no incluidas) para poner en funcionamiento este robot, 3 pilas AA para el robot y otras 3 pilas AA para el tablero, que te permitirán jugar de forma continua de 4 a 6 horas.

Dentro de su carcasa de madera, Cubetto lleva una placa basada en Arduino, que es la que ejecuta sus movimientos.

El tablero y las fichas de Cubetto

Cubetto, detalle del tablero de control. Programa a este robot de madera sin necesidad de pantallas.

El control de Cubetto se lleva a cabo a través de un tablero de madera que nos va a permitir definir las secuencias de acciones que el robot debe realizar. Este tablero tiene 12 muescas colocadas a lo largo de un camino serpenteante de tres filas (4 muescas por fila).

En estas muescas se colocarán las fichas de acción, que representan los comandos que definirán el programa que queremos ejecutar. En concreto, tenemos tres comandos disponibles:

  • Mover a Cubetto hacia adelante 15 cm (ficha verde)
  • Girar 90º a la derecha (ficha roja)
  • Girar 90º a la izquierda (ficha amarilla)

Al colocar un conjunto de fichas sobre las muescas y pulsar el botón azul del tablero, Cubetto ejecutará la secuencia programada.

Además, existe una ficha especial de color azul que permite crear funciones. La forma de hacerlo es muy sencilla. En la parte inferior del tablero hay una sección con cuatro muescas. Basta con colocar de 1 a 4 fichas consecutivas en esas muescas y, cada vez que se utilice la ficha azul en el camino principal se ejecutarán las acciones que se hayan indicado en la sección de funciones.

Cubetto, detalle de las fichas de programación

Este estilo de programación está basado en el lenguaje LOGO, un lenguaje de programación muy sencillo, orientado principalmente a niños, conocido porque a través de órdenes simples iban moviendo una tortuguita virtual por la pantalla.

Algunas cosas a tener en cuenta

Aunque Cubetto es un excelente robot para que los más pequeños de la casa aprendan a programar, hay que indicar ciertos aspectos relacionados con su usabilidad que han ocasionado problemas a algunos usuarios:

En primer lugar, los movimientos del robot son algo lentos. Aunque está hecho así a idea, para que los niños puedan identificar las acciones que han programado con los movimientos del robot y detectar errores, cuando ya tienen cierta práctica, esta lentitud les puede desesperar un poco. Hubiese estado bien contar con un interruptor para regularla.

Por otro lado, las fichas se diferencian prácticamente sólo por el color. Sus formas son muy similares y, a veces, puede resultar confuso para los niños distinguir cuál es el movimiento a la izquierda y cuál a la derecha. Incluso algunos niños asocian inicialmente el color de las fichas al color de las casillas del tablero, pensando que una ficha de un color concreto llevará al robot a la casilla de dicho color.

Otro aspecto que da lugar a confusión es que la posición de las fichas es diferente en la primera fila y en la segunda. Como estas filas siguen un recorrido serpenteante, en la primera hay que colocar las fichas de izquierda a derecha y en la segunda de derecha a izquierda, orientándolas en el sentido correcto.

En cualquier caso, se trata de mínimas dificultades que los niños identifican y aprenden a corregir en poco tiempo, así que no estropean en absoluto la experiencia de juego.

Contenido y accesorios de Cubetto

Al abrir la caja de Cubetto nos encontraremos:

  • Robot Cubetto
  • Tablero de control
  • 16 Fichas de comandos
  • Bolsita de tela para recoger las fichas
  • Guía de juego (libro de aventuras)
  • Tapete de recorrido

A pesar de que sólo se incluye 1 mapa y 1 libro de juego, se pueden adquirir más packs de aventuras en la página web de Vicens Vives, que es el distribuidor oficial de Cubetto en España.

No obstante, también puedes crear tus propios tableros de juego para tus hijos haciendo uso de una cartulina, un rotulador, algo de maña y, por supuesto, tu imaginación. Y, si te quedas sin ideas, siempre puedes recurrir a los proyectos que hay en Internet para Bee-Bot y que, en su mayoría, son aplicables también para Cubetto.

Por último, en la página de Vicens Vives puedes adquirir también un par de packs de fichas que amplían los comandos de programación. En concreto:

  • Un primer pack que incluye 4 fichas de Negación, 4 fichas de Aleatorización y 4 fichas de Función
  • Un segundo pack con 4 fichas de Retroceso, 4 fichas de giro a la Izquierda, 4 fichas de giro a la Derecha y 4 fichas de Avance.

¿Por qué Cubetto sigue la filosofía Montessori?

El método Montessori, creado por María Montessori a principios del siglo XX, se basa en proporcionar a los niños un ambiente y unos materiales adecuados para que desarrollen por sí mismos sus capacidades cognitivas. El tutor hace de observador y guía, pero son los niños quienes aprenden por sí mismos o en grupo.

Cubetto es un juguete de madera adaptado a la filosofía Montessori gracias a los siguientes aspectos:

  • Se trata de un juguete autocorrectivo. Es el propio tablero el que indica a través de unas lucecitas si hay algún error en la colocación de las fichas y el propio robot el que muestra a los niños si han programado las acciones correctas o no. Favorece así que los niños aprendan solos o en grupo, sin necesitar la intervención de un adulto en la mayoría de las ocasiones.
  • Estimula la experiencia sensorial. Sus cuidados materiales y lo agradable que es el robot al tacto favorecen su manipulación por parte del niño.
  • Ayuda a crear un ambiente tranquilo y agradable. Los colores suaves del robot, de su tablero y del tapete, así como la ausencia de ruidos y luces permiten crear una atmósfera de juego ideal para que los niños se centren en alcanzar los retos que se propongan.
  • Se aprende jugando, ya sea a través de las guías de juegos, de nuevos retos que ideen los padres o de lo que la imaginación de los niños alcance a realizar.

En definitiva, Cubetto es un excelente juguete para iniciar a los niños en la programación siguiendo las pautas del método Montessori, ya que les permite aprender por sí mismos mediante la manipulación y la observación directa.

A nosotros nos ha encantado. ¿Y a ti?

Para mantener esta web uso cookies que se instalan en tu dispositivo, propias (necesarias para la web) y de terceros (analíticas y publicitarias) para realizar estadísticas de uso y personalizar los anuncios que se muestran en los vídeos.
Puedes cancelar o ajustar las cookies según quieras; o aceptarlas haciendo clic en «Aceptar Cookies» y seguir navegando.
Te aconsejo leer la Política de Cookies